HAMBURGUESAS DE SALMON

Buenas tardes cociner@s y bienvenidos una semana más a: Las recetas de la Bruja. Nuestro rinconcito particular donde compartiremos recetas, aprenderemos nuevos platos y descubriremos nuevos sabores, todo ello aderezado con nuestro toque único y personal. Solo una advertencia: No te olvides de disfrutar.

Hoy receta ligerita, original y ultrasabrosa. Cuando hablamos de hamburguesas se nos viene instantáneamente a la cabeza carne roja; rica, sí, pero de consumo limitado. Así que aquí estamos nosotros para innovar y salvaros de la rutina; por eso os hoy os traemos nuestra receta de la hamburguesa de salmón que viene con truco incorporado. 

Atentos, porque este plato es una auténtica delicia.



Hamburguesas de salmón con cogollos a la plancha

500 gr. salmón
1 c.s. cebolla 
1 c.s. alcaparra
4 c.s. nata 5%MG
4 cogollos de lechuga dulce
Cebollitas agridulces en lata
(**c.s.: cucharas soperas)
  
Tomamos el salmón y con el cuchillo lo cortamos a taquitos lo más pequeños posibles. 
Por otro lado, picaremos la cebolla y las acaparras con la picadora. En un bol mezclaremos todos los ingredientes añadiendo un poco de sal, pimienta y la nata.  Reservaremos en la nevera un par de horas antes de comenzar a trabajar con la masa.

Una vez transcurrido ese tiempo, haremos  bolas de 50 gr. cada una y aplanamos para hacer las hamburguesas (3 por comensal). 
Cortamos los cogollos en cuatro y los marcamos durante un par de minutos en una plancha ligeramente engrasada y no excesivamente caliente para que no se quemen. Después, ya con la plancha bien caliente, marcamos las hamburguesas de manera que queden tostadas por fuera y cruditas por dentro.

Para finalizar, montaremos el plato con las hamburguesas y los cogollos aliñados con una vinagreta al gusto y lo adornamos todo con las cebollitas que suelen ser de color rosa.


con nuestras hambueguesas de salmón os enseñamos a comer pescado de otra manera
Hamburguesas de salmón - Las Recetas de la Bruja

Ri-Qui-si-mo! Encantará a pequeños y mayores por igual, incluso a aquellos a los que el pescado les resulta un alimento de lo más antipáticos. 

Para terminar, el truco prometido. Os habréis fijado en que marcamos a la plancha los cogollos de lechuga; esto es así porque la lechuga de por sí es un alimento bastante indigesto, pero si lo pasamos por la plancha nos resultará mucho más digestivo y benévolo con nuestro estómago. Palabra!

Hasta la semana que viene,


Ya sabéis que podéis seguirme en: